Título Autor

 
   
   
 
  • Cursillos nocturnos

    En este libro se recogen las Notas y Guiones para el Director del Cursillo Nocturno. ¿Cómo se hace un Cursillo Nocturno de Primer Grado? ¿Qué cualidades debe poseer la persona que lo dirige?

    Los Cursillos Nocturnos se proponen únicamente que los que asistan a ellos aprendan a hacer BIEN las Encuestas.

    Pero la encuesta tienen dos partes: en la primera el trabajo es individual, y en la segunda se trabaja en equipo.

    En el aspecto individual toda la enseñanza y toda la preparación ha de consistir en convencer al “individuo” de que HAGA la encuesta. Sea como sea; pero que la haga. El hacerla bien es fruto de la Encuesta colectiva.

    Los que se inscriben en los Cursillos Nocturnos ya saben que en ellos se trata fundamentalmente de HACER BIEN las Encuestas; por consiguiente hemos de suponer que van al Cursillo dispuesto a HACERLAS, y el Director no tendrá que emplear sus energías en conseguir esta cosa básica y sin la cual no puede haber Cursillo: que cada asistente HAGA la encuesta individual.

Autor

Guillermo Rovirosa

Guillermo Rovirosa Albet nace en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) el 4 de agosto de 1897. Ingeniero Industrial de formación, durante un vieja a París escucha casualmente al Arzobispo Verdier, quien  le hace caer en la cuenta de que no conoce a Jesucristo. Inicia entonces una aproximación a la persona de Jesús y a su mensaje que culmina, un año después, con su conversión a la fe cristiana en El Escorial en la Navidad de 1933.

En 1939 es condenado a seis años de prisión por haber presidido un comité de empresa. En 1940 se incorpora a la Acción Católica (AC) y comienza a actuar apostólicamente con trabajadores. En 1946 los obispos españoles, a instancias de Pío XII, ante la situación de lejanía de la Iglesia de la clase obrera, deciden la creación de una especialización obrera dentro de la A.C. y eligen a Guillermo Rovirosa para que lleve a cabo tal misión. Renuncia a todo y se dedica por entero a hacer realidad la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC).

Pone en marcha el ¡TÚ!, semanario obrero de amplia difusión, y el Boletín de la HOAC para la formación de militantes. En 1957 es apartado de la dirección de la HOAC. A partir de entonces Guillermo Rovirosa pasa largas temporadas en Montserrat, profundiza en su reflexión teológica, aplicando siempre el evangelio a la vida de la persona y de la sociedad, y escribe una serie de obras que manifiestan la grandeza de su fe y su pasión por un mundo que llegue a vivir en comunión. Muere en Madrid el 27 de febrero de 1964.

 

 

 

Colección:
Materiales
Volumen:
Núm. de páginas:
197
Primera edición:
1950
ISBN:
Encuadernación:
Rústica