Título Autor

 
   
   
 
  • Somos

    Comenzamos la publicación de los escritos de Rovirosa sobre la HOAC.

    El libro que hoy presentamos es un conjunto de artículos publicados en el Boletín en los años de 1948 al 1957. Lo que nosotros hemos hecho ha sido solamente agruparlos y ordenarlos tal como aparecen en estas páginas. Hemos querido hacer por medio de este libro que continúe de algún modo resonando entre nosotros la palabra ardiente de aquel apóstol y guía de los apóstoles que fue Rovirosa. No queremos de ningún modo que se extinga aquella voz que tanto entusiasmo y tanto heroísmo fue capaz de suscitar por Cristo y por la redención del mundo obrero.

    Para los que conocimos y tratamos a Rovirosa estas páginas serán algo así como un modo de volver a vivir aquellos momentos en que escuchábamos su conversación, cuando, más que oír, lo que hacíamos y lo que nos arrastraba era verlo a él, y sentir en nuestro espíritu la fuerza que emanaba de su convicción, de su entusiasmo contagioso, de su entrega absoluta y de su vida entera rubricando lo que decían sus palabras.

    Para muchos obreros que no le conocieron, estas páginas, aún sin el calor de la presencia y del testimonio vital de su autor, serán, sin duda, como lo fueron para otros muchos cuando estas cosas les fueron dichas: una llamada acuciante a la reflexión y a la conciencia, un toque de atención que les obligará a reconcentrarse en sí mismos, para descubrir y afianzar su dignidad y su personalidad, y un ímpetu nuevo que les hará salir de sí otra vez, pero ya convertidos en otros militantes al servicio de Cristo por medio de su entrega a la obra de la redención del mundo del trabajo.

    Para todos este libro será un medio que les permitirá conocer cuál es el espíritu que ha hecho y que anima a la HOAC desde su nacimiento.

Autor

Guillermo Rovirosa

Guillermo Rovirosa Albet nace en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) el 4 de agosto de 1897. Ingeniero Industrial de formación, durante un vieja a París escucha casualmente al Arzobispo Verdier, quien  le hace caer en la cuenta de que no conoce a Jesucristo. Inicia entonces una aproximación a la persona de Jesús y a su mensaje que culmina, un año después, con su conversión a la fe cristiana en El Escorial en la Navidad de 1933.

En 1939 es condenado a seis años de prisión por haber presidido un comité de empresa. En 1940 se incorpora a la Acción Católica (AC) y comienza a actuar apostólicamente con trabajadores. En 1946 los obispos españoles, a instancias de Pío XII, ante la situación de lejanía de la Iglesia de la clase obrera, deciden la creación de una especialización obrera dentro de la A.C. y eligen a Guillermo Rovirosa para que lleve a cabo tal misión. Renuncia a todo y se dedica por entero a hacer realidad la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC).

Pone en marcha el ¡TÚ!, semanario obrero de amplia difusión, y el Boletín de la HOAC para la formación de militantes. En 1957 es apartado de la dirección de la HOAC. A partir de entonces Guillermo Rovirosa pasa largas temporadas en Montserrat, profundiza en su reflexión teológica, aplicando siempre el evangelio a la vida de la persona y de la sociedad, y escribe una serie de obras que manifiestan la grandeza de su fe y su pasión por un mundo que llegue a vivir en comunión. Muere en Madrid el 27 de febrero de 1964.

 

 

 

Colección:
Materiales
Volumen:
Núm. de páginas:
284
Primera edición:
1965
ISBN:
Encuadernación:
Rústica