Título Autor

 
   
   
 
  • Cómo se inicia un centro HOAC

    Cuando se prepara éste Manual (finales de 1949) ya han cumplido largamente los tres años del momento memorable en que la Jerarquía de la Acción Católica de España promulgó las "Normas generales de la especialización en el apostolado obrero de la Acción Católica".

    Durante este tiempo se han ido constituyendo la mayoría de las Comisiones Diocesanas y un número de Centros que, si se compara con los que serán, dentro de cinco años, es todavía muy pequeño, pero que en orden a la experiencia que de ellos se puede sacar ya es un número respetable.

    En la constitución de los Centros HOAC se han tenido en cuenta dos aspectos estimados como fundamentales. Primeramente, los Reglamentos y usos de la Acción Católica de España de la que somos parte y en segundo lugar, la larga experiencia del apostolado obrero de la J. O. C. belga, particularmente las directrices geniales de su fundador y padre de todo el actual movimiento apostólico obrero belga, el Canónigo Reverendo José CARDJIN.

    Conjugando estos elementos con nuestra psicología y sentido religioso, que indudablemente presentan en nosotros, obreros españoles, características que nos hacen desemejantes a todos los demás obreros del mundo, se han ido empezando a, construir los cimientos sobre los que levantaremos el inmenso edificio HOAC, cuyo diseño se perfila precisamente en las páginas que van a continuación.

Autor

Guillermo Rovirosa

Guillermo Rovirosa Albet nace en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) el 4 de agosto de 1897. Ingeniero Industrial de formación, durante un vieja a París escucha casualmente al Arzobispo Verdier, quien  le hace caer en la cuenta de que no conoce a Jesucristo. Inicia entonces una aproximación a la persona de Jesús y a su mensaje que culmina, un año después, con su conversión a la fe cristiana en El Escorial en la Navidad de 1933.

En 1939 es condenado a seis años de prisión por haber presidido un comité de empresa. En 1940 se incorpora a la Acción Católica (AC) y comienza a actuar apostólicamente con trabajadores. En 1946 los obispos españoles, a instancias de Pío XII, ante la situación de lejanía de la Iglesia de la clase obrera, deciden la creación de una especialización obrera dentro de la A.C. y eligen a Guillermo Rovirosa para que lleve a cabo tal misión. Renuncia a todo y se dedica por entero a hacer realidad la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC).

Pone en marcha el ¡TÚ!, semanario obrero de amplia difusión, y el Boletín de la HOAC para la formación de militantes. En 1957 es apartado de la dirección de la HOAC. A partir de entonces Guillermo Rovirosa pasa largas temporadas en Montserrat, profundiza en su reflexión teológica, aplicando siempre el evangelio a la vida de la persona y de la sociedad, y escribe una serie de obras que manifiestan la grandeza de su fe y su pasión por un mundo que llegue a vivir en comunión. Muere en Madrid el 27 de febrero de 1964.

 

 

 

Colección:
Materiales
Volumen:
Núm. de páginas:
255
Primera edición:
1951
ISBN:
Encuadernación:
Rústica